¡Saludos!

Hace mucho que intento devolverle la vida al blog, pero me he rendido. Las redes sociales y el microbloging lo mataron. No lo voy a cerrar, pero a partir de ahora lo voy a usar de otra forma, lo voy a convertir en una vitrina digital de desafíos personales.


Conseguir logros no es algo que solo se pueda hacer en los videojuegos. La vida real ofrece pequeños desafíos que podemos ir desbloqueando, como ver una película, completar un videojuego o terminar una carrera, y que por insignificantes que os puedan parecer a los demás, los míos significan mucho para mi.


Dicho esto, te doy la bienvenida a este lugar, web, blog, sitio.

lunes, 9 de enero de 2012

Crónica de Nochevieja

Todos los años celebramos una tradicional cena de nochevieja entre varios amigos, pero este año se nos jodió el plan porque Martín a avisó tarde a su madre. Llamé a Elena y me dijo que no me preocupara, que podía cenar con ellos en casa de su hermano David y algunos amigos.
Me duché, me preparé y fui hacia su casa con los cascos puestos.. cuando me di cuenta, ya había llegado.

David preparaba la cena mientras Luis y yo jugábamos al Tekken 6 en la XBox360. Elena pone música de SkunkDF en Grooveshark. Al poco aparece Neftali y un poco más tarde Enriqueta, se hacen las 22:30 y la cena está lista. Ponemos la mesa y los seis empezamos a cenar. Estaba todo buenísimo.

Queríamos tomar las uvas en la Plaza de Santo Domingo y luego ir a una fiesta, pero se nos hizo tarde y las tomamos en casa. Sintonizamos el especial nochevieja zombie de La Sexta, comimos turrón hasta que empezaron las campanadas y todos menos Elena nos tomamos las uvas, yo estuve a punto de atragantarme de risa. Después brindamos con sidra, comimos más turrones y estuvimos viendo vídeos chorras de my horse is amazing y epic meal time en el PC y de Phineas y Ferb en TV.

Recogimos nuestras cosas, nos despedimos del resto y empezamos a andar hacia la fiesta en el bajo de Marta. Lentamente se estaba formando una niebla muy densa, pero no le dimos importancia. Las calles estaban vacías y no se veía a nadie. De camino vimos coches de policía y nos cruzamos varias ambulancias, pensé que sería lo de siempre, asfixia con las uvas, comas etílicos o accidentes de tráfico.

No llegamos puntuales pero fuimos los primeros, al poco llegaron Marta, Tomy, María, Iban y Chechu y empezamos a preparar la música y las bebidas. En apenas una hora llegan los demás: Martín, Juanjo, Raquel, Manzano, Izquierdo, Fatu, Joseja, Diez, Carmen y un par de amigos de Marta.
Juanjo se me acercó con una botella de licor de regaliz, me apartó del resto y me ofreció un trago a cambio de guardarle un secreto. Me dijo que la botella no era lo único que se había traído de Finlandia, también llevaba muestras de un nuevo virus altamente contagioso con el que estaban trabajando allí. Pero no le dí importancia, todos sabemos que Juanjo no está bien de la cabeza, así que hice alguna broma tonta sobre zombis y seguimos bebiendo y bailando con los demás.

Esta foto la hizo Elena y fue la mejor de tres. Odio el flash.

Joseja me dijo que Héctor y Victoria estaban tardando mucho, les llamamos varias veces pero las líneas estaban saturadas y los móviles no funcionaban. A punto de irnos les vimos aparecer por la esquina de enfrente, pero estaba muy oscuro. Cuando los vi me quede flipando, llegaban tarde y encima andaban pisando huevos, cruzaban la calle lentamente. Yo entré a llenar mi cubata y entonces oí gritar a Martín.

Héctor y Victoria habían echado a correr, abalanzándose sobre Martín que estaba fuera, hablando con Manzano. Me asomé por la ventana y vi como le estaban mordiendo el cuello y arrancando las tripas con las manos, había muchísima sangre por todos lados. Manzano estaba en shock y Héctor saltó sobre él pero lo desvió de una patada. Inmediatamente, Victoria lo cogió de la pierna, se la partió y empezó a morderle. No podía creérmelo, eran zombis! y lo mas curioso, Juanjo no estaba loco.

Me dí la vuelta y estaban Diez, Joseja e Izquierdo, Fatu estaba justo al lado. Estaban absortos en su conversación sobre el League of Legends y no me hicieron ni puto caso. Al lado estaban Elena y Raquel que gritaron como locas cuando les señale lo que estaba pasando fuera. Cerramos la puerta y fuimos al fondo donde estaban los demás. Estaba avisándoles cuando Chechu salió del baño, se enteró y nos dijo que él siempre llevaba una escopeta de verdad, pero que estaba en el maletero de Iban. Mientras tanto Héctor, Victoria y ahora Martín, golpeaban la puerta tratando de entrar. Cuando Manzano se levantó, saltó a través del cristal de la ventana y se coló dentro, atacando a Joseja. Todo pasó muy deprisa. Fatu empezó a gritar, Izquierdo y Diez intentaron parar a Manzano, pero éste mordió a los tres. Sus uñas desgarraban la carne como mantequilla, salpicándolo todo de sangre. Iban y Chechu se juntaron y embistieron la puerta, tirándola al suelo de un golpe y a los tres zombis de detrás. Los demás salimos corriendo hacia el coche siguiéndoles. El último era Juanjo, Héctor le agarró el tobillo en el último momento y cayó al suelo y varios zombis empezaron a devorar su cerebro.

Por los gritos y los disparos de escopeta supusimos que vendrían más así que, aprovechando que la calle estaba vacía, cogimos los coches y nos separamos. Elena y yo fuimos en la moto a mi casa pero mi familia no estaba. Cogí las gafas de visión nocturna y la katana y nos fuimos en dirección a la playa, pero eso ya es otra historia.

--

Con esta entrada inicio un experimento con el que me gustaría estar entretenido el resto del año, todo depende de las ganas de escribir que tenga, del éxito entre los lectores y los comentarios.
Consiste en un diario en primera persona, una crónica en la que describiré de forma resumida algunas anécdotas de 2012 como si tuviera lugar un apocalipsis zombie.
Espero que os guste y que no seáis muy duros con mi forma de escribir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...